single-image

Música en Familia

(niños entre 12 y 36 meses): 

El despertar sonoro, tiene como objetivo desarrollar un método que impulse la educación emocional en la edad temprana, sentir la música en el cuerpo mediante las actividades musicales ayuda a padres e hijos a interactuar, obteniendo una agradable experiencia para su relación.  Desde la comunicación no verbal se favorecen el desarrollo integral del bebé, la integración en el mundo que le rodea, mejorando la conciencia auditiva y emocional y desarrollando la aptitud musical y el sentido rítmico. Clases en grupo de 1 hora semanal. De 5 a 8 niños acompañados de un adulto cada uno.